VALENCIA 3 REAL MADRID 0

“Yo soy Baraja”.

Impresionante, espectacular, soberbio.
Partidazo del “Pipo” Baraja que comandó como antaño las naves de “Los Piratas del Mediterráneo”.

El sábado visitó Mestalla el Real Madrid en uno de los clásicos de la máxima categoría del fútbol español. Los merengues venían con muchas incógnitas tras su derrota frente al Barça.

El ambiente era espectacular y de nuevo teníamos tifo, aunque no todos pudimos disfrutarlo (no llegó a los anillos superiores del campo).
De todos modos, montaje a parte, y con una entrada algo inferior al partido frente al Barcelona, las hordas valencianistas estaban listas para la guerra.

Unai formó con los habituales más Joaquín. Esto es: César, Alexis, Albiol, Maduro, Miguel, Mata, Marchena, Baraja, Joaquín, Silva y Villa. De nuevo sin lateral izquierdo puro.
La solvencia que esta demostrando Maduro sumado a la confianza en Alexis están marcado una línea de cuatro que comienza a consolidarse, eso sí, es muy probable que contra el Atlético varíe de nuevo si Albelda no llega a tiempo, pero ya lo comentaremos.

El partido comenzó disputado en sus primeros minutos, con un Madrid con la idea de sorprender en velocidad y un Valencia a por los tres puntos.

Pronto avisó el equipo del Turia con un testarazo de Rubén Baraja que sacó Casillas de manera providencial. El equipo comenzaba a morder y el Madrid a arrugarse.
El “Pipo” quería el balón y Gago no era rival para el Pucelano. El Valencia mandaba.

No llevábamos ni treinta minutos de juego cuando la magia se tornó en Gol.
Marchena la dio a Silva, éste orientó al área donde Villa, con un toque excelente, habilitó a Mata. El ex madridista se deshizo de Cannavaro y fusiló a Casillas. Minuto 29 y 1-0 en el luminoso.
La grada se tornó júbilo y el Madrid comenzaba desmoronarse.

Villa tuvo la puntilla en una contra asistido por Mata, pero el balón salió rozando la cepa del palo derecho de Casillas.

Y, sin tiempo para lamentos, llegó la internada de Silva y el 2-0 para el Valencia.
Corría el minuto 32 cuando recibió el mago. Avanzó como cuchillo en mantequilla y empaló un zapatazo raso que, con la ayuda de Casillas, besó levemente la red y los cimientos del viejo Mestalla hicieron gala de su firmeza. Una vez más.

Con un Valencia enchufado con su público y un Madrid sin alma llegamos a la media parte. Sin duda los blancos eran un pelele en nuestras manos.

La segunda parte comenzó igual. Conducciones de Marcelo y Robben o pequeños destellos de Higuaín era lo máximo que aportaba el segundo de la Liga.
Raúl era una caricatura y Gago y compañía no daban para cumplir el expediente.

El partido estaba para una manita pero las fuerzas de Baraja, dueño y señor del centro del campo, no eran las mismas que hace unos años. Y, con el paso de los minutos, las contras parecían la mejor arma al servicio de la humillación.

La tuvo Baraja en una jugada espectacular con Villa, que lo habilitó de tacón, pero lanzó alto con la izquierda. El premio el Gol era lo único que le faltaba al “8” del Valencia.

Antes entraron Pablo y Míchel sustituyendo a Joaquín y Silva respectivamente.
El del Puerto no tuvo su mejor noche con un solo desborde, aunque fue genial, para el recuerdo. Mientras, Silva se retiró lesionado.

Con Pablo llegó de nuevo la chispa que había comenzado a apagarse.
Minuto 22, falta que bota “El Pipo” en la zona de creación, recibe Pablo que, tras ganar el carril derecho, la pone a la frontal donde, llegando desde atrás, empala Rubén para subir el tercero. Golazo impresionante del veterano y genial Baraja. Espectacular bolea que firmó el broche de oro a su actuación y el 3-0
.
En el 31 entró Vicente y Mata se llevó la ovación de la noche.

A partir de aquí, al Valencia le falto algo de hambre y acierto para haber triturado al Real Madrid. De todos modos, los deberes estaban hechos y con nota. Mestalla terminó haciendo la ola.

Echando un vistazo al marcador conseguimos mantener el cero en la red de César.
Con una zaga que estuvo espectacular, con Maduro mandando, Miguel con el “KERS” puesto todo el partido y Alexis y Albiol cumplieron a la perfección.
También se salió Marchena en la contención.

Arriba para que más, Mata, Silva, Villa… Geniales.

Pero sobre todo, el sábado el murciélago tuvo nombre y apellidos: Rubén Baraja.
PUBLICADO POR Sergio VCF A LAS 13:40
SECCION | 5 COMENTARIOS »
COMPARTELO: | | | | | |

5 comentarios:

jagdo dijo... @ 11 de mayo de 2009, 15:44

Maduro- soberbio
Mata y Silva- Sensacionales
Baraja- Magistral.

Sergio VCF dijo... @ 11 de mayo de 2009, 15:51

El sábado se dio una lección.
Ahora a engrasar las armas para el Atlético.

Noé Hernández dijo... @ 11 de mayo de 2009, 17:26

En una palabra: !chorreo! saludos, te espero en mi blog

www.migustoparticular.blogspot.com

CHEdigital dijo... @ 12 de mayo de 2009, 7:27

Ahora a pensar en las finales que nos quedan. No será fácil

Sergio VCF dijo... @ 12 de mayo de 2009, 8:32

El domingo va a ser de infarto.